El embarazo en las distintas etapas de la vida de la mujer

Complicaciones en el embarazo

embarazo

La mujer pasa por diferentes etapas a lo largo de su vida y en cada una puede salir embarazada. En este articulo te estaremos hablando de esas etapas y cómo se vive el embarazo en cada una de ellas.

Embarazo en la adolescencia

El embarazo precoz, también denominado embarazo adolescente, es aquel que se produce cuando una mujer se encuentra en su etapa de pubertad (entre los 10 y los 19 años). Al producirse el embarazo durante la etapa de adolescencia, la niña es fértil pero se encuentra experimentando los cambios hormonales naturales de esta etapa, es decir, aún no está desarrollada, lo que puede traer graves consecuencias tanto para el niño como para la madre.

Riesgos para la madre
El embarazo representa una situación en la que influyen muchos elementos importantes, como el estado físico, el mental y el social. El embarazo precoz tiene un efecto de shock e interrupción en todos estos procesos, lo que acarrea graves consecuencias para la madre pues ninguno de estos elementos están desarrollados, sino que se encuentran en plena etapa de evolución y desarrollo.

Problemas físicos: Dado que la adolescente no ha alcanzado su etapa de madurez sexual, su cuerpo no está preparado para un embarazo, la pelvis de la adolescente suele ser estrecha, lo que tiene un gran riesgo de que la cabeza del bebé no pase en el parto
Problemas durante el parto: El embarazo precoz se traduce en partos dolorosos y prolongados, donde son abundantes las infecciones y los problemas obstétricos.
Problemas psicológicos y sociales: Para criar a un niño, es muy importante la madurez mental y la preparación para afrontar un parto. Un parto complicado y traumático puede acarrear trastornos psicológicos graves como la depresión o el rechazo al bebé (depresión postparto)

Los problemas más comunes en los niños son:
1. Complicaciones durante el parto: Al no estar el cuerpo de la madre desarrollado para quedarse embarazada un embarazo, los partos de adolescentes suelen tener muchas complicaciones.
2. Riesgo de sufrir problemas sociales y psicológicos: La adolescencia y la juventud en general suele ser una etapa inestable, de madurez mental y Crecer en ciertos ambientes puede traer problemas sociales que deriven en problemas psicológicos
3. Los bebés de madres adolescentes se enfrentan a un riesgo considerablemente superior de morir que los nacidos de mujeres de 20 a 25 años

Embarazo en la juventud

El tiempo está de tu lado si estás intentando quedar embarazada entre los 20 y los 30 años, y la biología también. Tu organismo está listo para concebir y probablemente lo siga estando por un tiempo si decides esperar para empezar tu familia. Los expertos dicen que el pico de la fertilidad de una mujer se presenta a principios de su década de los 20. Desde una perspectiva estrictamente biológica, los mejores diez años de la vida para concebir y llevar adelante un embarazo son entre los 20 y los 30. El riesgo de abortos espontáneos es también mucho menor: del 10 por ciento para las mujeres en ese periodo. El embarazo mismo es generalmente más fácil físicamente  ya que presentan un riesgo menor de complicaciones de salud, como hipertensión arterial y diabetes.
Una vez que nazca el bebé, si eres mamá de entre 20 y 30 años estás en condiciones de resistir el ritmo de despertarte con el bebé varias veces por la noche, y aún así poder seguir funcionando al día siguiente. Además en la década de los 20, una mujer tiende a ser más flexible, lo que es bueno para la relación de pareja y la paternidad.

Desventajas
A los 20 y algo, probablemente estés todavía definiendo objetivos profesionales y estableciéndose desde el punto de vista laboral. Si te tomas tiempo fuera del trabajo para tener un bebé, puede resultar difícil retomar el ritmo. muchas parejas de 20 y pico simplemente no están preparadas para hacer los sacrificios que exige la paternidad. si uno de vosotros está poco comprometido con la idea de la paternidad, las constantes necesidades del bebé pueden conducir a disputas. La comunicación entre ambos es esencial para mantener vuestra relación. Un nuevo bebé puede ser estresante para un joven matrimonio. Asegúrate de invertir tiempo de calidad con tu pareja sin el bebé.

Embarazo en la adultez

De 30 a 35 años
Hoy en día, muchas mujeres postergan el hecho de tener hijos. Sin embargo, cuanto mayor es la madre, mayor es el riesgo de aborto espontáneo, defectos de nacimiento y complicaciones durante el embarazo tales como el embarazo de gemelos, presión arterial alta, diabetes gestacional y trabajo de parto complicado. Algunos estudios demuestran que, si bien puede existir una mayor probabilidad de complicaciones en el embarazo de mujeres mayores, sus bebés pueden no presentar más problemas que los de mujeres más jóvenes. Si está embarazada y es mayor de 30, consulte a su médico sobre su salud individual y evalúe los planes que puedan ayudarle tanto a usted como al bebé en desarrollo a mantener un embarazo saludable. La edad de 35 años es considerada una edad avanzada para concebir, pero los riesgos aumentan junto con la edad de la mujer.

Mayor de 35 años
Si tiene 35 años o más y está embarazada o está pensando en quedar embarazada, hay algunas cosas que debe saber. A los 35 años, se considera que tiene edad materna avanzada. El embarazo después de los 35 años de edad significa que hay más probabilidades de que ciertas complicaciones surjan, como el nacimiento prematuro, los defectos de nacimiento y el embarazo múltiple. Las mujeres mayores de 35 pueden tener problemas para quedar embarazadas. Si esto le sucede, hable con su profesional de la salud.

Algunas complicaciones:

1. Dificultad para quedar embarazada (problemas de fertilidad). Si tiene más de 35 años y ha estado intentando quedar embarazada durante 6 meses, avísele a su profesional de la salud. Es posible que le recomiende tratamientos para la fertilidad que pueden ayudarla a quedar embarazada.
2. Diabetes gestacional. Es un tipo de diabetes que algunas mujeres tienen durante el embarazo
3. Alta presión arterial (también llamada hipertensión). La alta presión arterial es cuando la fuerza de la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos es demasiado grande.
4. Preeclampsia. Esta afección puede suceder después de la semana 20 de embarazo o inmediatamente después del embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando normalmente. Las señales de la preeclampsia incluyen tener proteína en la orina, cambios en la vista y dolor de cabeza grave. Si tiene más de 40 años, su riesgo de preeclampsia es más alto que en las mujeres jóvenes
5. Tener un embarazo múltiple (como de gemelos). Las mujeres mayores son naturalmente más propensas a quedar embarazadas con más de un embrión. Los tratamientos de fertilidad que reciben algunas mujeres mayores también pueden aumentar la probabilidad.
6. Aborto espontáneo. Es cuando el bebé muere antes de llegar a las 20 semanas de embarazo. Hay muchas causas de aborto espontáneo. La edad avanzada aumenta su riesgo.

Consejos para un embarazo saludable, sin importar la edad materna:

1. Hágase un chequeo. Asegúrese de estar sana antes de quedar embarazada. Obtenga las vacunas que necesita
2. Obtenga tratamiento. Si tiene alguna afección de salud, asegúrese de que esté siendo tratada. Esto incluye afecciones como la diabetes y la presión arterial alta
3. Tome ácido fólico. El ácido fólico es una vitamina que ayuda con el crecimiento y el desarrollo. Tómelo antes de quedar embarazada y mientras está embarazada. Puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento en su bebé
4. Mantenga un peso saludable. Si tiene sobrepeso o bajo peso, es más probable que tenga problemas de salud durante el embarazo.
5. Manténgase alejada de sustancias tóxicas. No use productos químicos inseguros en casa o en el trabajo. No use tabaco, beba alcohol ni use drogas ilegales antes de quedar embarazada y mucho menos durante el embarazo

Si tiene edad materna avanzada, es posible que su médico quiera realizar pruebas prenatales adicionales. Esto le permitirá evaluar si hay anormalidades específicas por las cuales usted tiene mayor riesgo debido a su edad. Si se encuentra un riesgo mayor, se pueden realizar más pruebas. Estas podrían incluir más análisis de sangre. Hable con su médico acerca de hacerse alguna de estas pruebas adicionales.

Ir a crece

Máster Gratuito en Marketing Digital